Email  Imprimir  Favoritos | Más

Antes de tener un hijo...

Tener un bebé es algo muy serio que es necesario considerar. Si estás pensando tener un bebé deberías formularte las siguientes preguntas:

• ¿Estamos emocionalmente preparados?

Un hijo necesita atención durante las 24 horas del día, los siete días de la semana. Requiere mucha paciencia y atención.

• ¿Estamos financieramente preparados?

La madre o pareja joven tendrá que contar con una fuente de ingresos para cubrir las necesidades diarias de un bebé, alimentos, medicamentos, ropa y atención infantil, así como las necesidades propias de la madre.

• ¿Estamos dispuestos a renunciar a nuestra educación?

Es muy difícil criar a un bebé mientras se está estudiando. Muchas jóvenes se dan cuenta que, después de tener el bebé, tienen que dejar de estudiar y a veces, renunciar a sus planes para el futuro.

• ¿Estamos dispuestos a renunciar a divertirnos?

Criar un bebé no es una actividad propia de la adolescencia. Estás verdaderamente dispuesta a cambiar pañales y facturas por las rumbas y la universidad? La juventud es la mejor época de la vida para divertirte, soñar y prepararte para tener un futuro mejor. No permitas que un embarazo inerrumpa tu plan de vida. Vive tu vida antes de dar vida a un nuevo ser.

• En caso de ser soltera, ¿Me prestará apoyo financiero el padre del bebé?

Es muy difícil criar a un niño sin su padre. Las madres solteras a menudo tienen que luchar mucho para mantenerse y mantener a sus hijos, tanto financiera como emocionalmente, y muchas jóvenes están obligadas a depender de sus padres u otros para recibir tal asistencia.

• ¿Quieren tus padres que tengas un bebé? ¿Te ayudarán?

Si la madre joven trata de seguir estudiando o tiene que trabajar, necesitará ayuda para cuidar al bebé.

• ¿Qué dicen mi cultura y religión con respecto al hecho de que una joven soltera tenga un bebé?

Son muchas las culturas que no aprueban a las mujeres jóvenes solteras que tienen bebés y hasta las discriminan.

Te recomendamos: Vive tu vida, antes de dar vida a un nuevo ser.