Email  Imprimir  Favoritos | Más

Hablar sobre salud sexual es una forma de protegernos. Mientras más informados estemos, menos probabilidad tendremos de contagiarnos. Hay que escoger un médico con el que nos sintamos cómodos discutiendo estos temas abiertamente. Habla con él sobre tus hábitos sexuales, algunos médicos no preguntan, aborda el tema, facilita la comunicación, pregúntale qué exámenes pueden realizarse tú y tu pareja, para saber si están libres de ITS. 

El Ãºnico método que te protege de las ITS es el condón. Debes usarlo en todas las relaciones sexuales para tener la máxima protección. El condón evita el contacto con fluidos corporales como semen, sangre y secreciones vaginales.

Entre las ITS frecuentes hoy día encontramos las producidas por algunas bacterias que causan infertilidad; VPH, un virus que causa cáncer de cuello del útero, de garganta y de pene; VIH, el virus del SIDA, y por otros microorganismos que traen graves consecuencias.

     Virus Papiloma Humano (VPH) : Es un virus que afecta al 60 % de la población venezolana según datos del Ministerio de Salud. La lesión más común es la aparición de verrugas genitales, algunas veces con picazón, en la mujer pueden aparecer en la vulva, vagina, ano y periné; y en el hombre en el prepucio, glande, escroto y en la región perianal. Pero puede estar en el cuello del útero y la mujer no se entera; para prevenir esto debe realizarse una citología una vez al año cuando va a su control ginecológico anual. También se ha reportado en el rostro, el paladar y la garganta.  

Todos los casos de cáncer de útero son causados por VPH. Por eso, es importante hacer una Colposcopia, la Citología (o  Papanicolau) o la Captura Híbrida una vez al año. Este último permite saber si el tipo de VPH es de alto riesgo.  Estudios realizados en el Centro de Medicina Reproductiva de Cornell mostraron una menor tasa de fecundación in Vitro en pacientes con VPH.

La buena noticia es que una vacuna contra VPH ha sido desarrollada por Merck y por Glaxo Smith Kline. Ha sido rigurosamente probada durante varios años y se ha confirmado un 100% de efectividad.  Y la mala noticia es que la vacuna está disponible hace varios años ya en más de 186 países, pero no en Venezuela.

     Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH):  Tatuajes, piercings y jeringas infectadas son otras vías de contagio.  Se estima que a finales de 2003 había 110.000 personas que vivían con VIH en Venezuela.  La edad promedio de la mujer portadora de VIH en Venezuela es de 30 años, pero 3 % son mujeres en edades comprendidas entre 15-19 años. Las amas de casa infectadas pueden pasar del 50% de los casos en algunos estados de Venezuela. Se considera una enfermedad tratable.  Es posible disminuir la probabilidad de transmisión del virus de una embarazada infectada a su bebé, con el uso de drogas retrovirales antes del parto.

Cuando uno solo de los miembros de la pareja es positivo a VIH, deben usar condón para proteger al que es negativo. Si desean tener un bebé, las técnicas de reproducción asistida les pueden dar la oportunidad de lograr el embarazo.

Si la mujer es positiva a HIV se puede realizar inseminación intrauterina. Si el positivo es el hombre, se disminuye la carga del virus en la muestra de semen mediante técnicas de laboratorio, antes de realizar la inseminación intrauterina.

     Chlamydia trachomatis:  Es una bacteria que causa infertilidad. Es la ITS más común en nuestros días: se ha determinado que la prevalencia de Chlamydia en Venezuela está cerca del 30% en estudiantes universitarios. Esta ITS puede pasar desapercibida ya que puede ser  asintomática hasta por 20 años, mientras tanto puede estar causando daños en el tejido interno de las trompas produciendo infertilidad por hidrosálpinx, obstrucción de las trompas y embarazo ectópico. En la paciente embarazada, Chlamydia causa corioamniotitis,  abortos y parto prematuro.  El recién nacido se puede infectar durante el parto y contraer conjuntivitis y neumonía.  En los hombres puede causar epididimitis.  En ambos sexos puede causar artritis reactiva. Puedes pedir a tu médico que te haga el examen para descartar Chlamydia una vez al año. Una vez erradicada la bacteria con el tratamiento indicado por tu médico, puedes hacerte una histerosalpingografía (radiografía del útero y las trompas) para saber si las trompas están permeables y permiten el paso de espermatozoides hasta su encuentro con el óvulo.  Si no están permeables, la solución para tu problema de infertilidad será Fecundación in  Vitro.

    Mycoplasma y Ureaplasma:  Son bacterias que causan infertilidad.  Mycoplasma causa  crecimiento lento de los embriones. Ureaplasma causa  aumento en el porcentaje de espermatozoides con colas enrolladas, lo que afecta su movilidad.

    Gonorrea:  Es causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae, puede causar infertilidad (afectando severamente la calidad de la muestra de semen) y embarazo ectópico.  La prevalencia de gonorrea ha disminuido, actualmente se reporta un caso de Gonorrea en cada 687 habitantes.

    Hepatitis: Esta  inflamación del hígado puede ser producida por varios tipos de virus, se contagia a través de semen, fluido vaginal, saliva, sangre y orina.  El virus de la hepatitis B es el que se transmite con más frecuencia por la vía sexual. Puede producir cirrosis y cáncer.

Cuando uno solo de los miembros de la pareja es positivo a Hepatitis, deben usar condón para proteger al que es negativo. Si desean tener un bebé, las técnicas de reproducción asistida les pueden dar la oportunidad de lograr el embarazo.

Y aunque las siguientes ITS no se han relacionado directamente con infertilidad, pueden causar molestias o lesiones dolorosas que afectan la frecuencia de las relaciones sexuales y por tanto disminuyen la probabilidad de lograr el embarazo:

    Sífilis:  Es causada por una bacteria llamada Treponema pallidum, después de 10 días a 6 semanas del contagio, se presenta una ampolla no dolorosa (chancro  sifilítico) que rápidamente se ulcera. Su consistencia cartilaginosa es característica. En el varón heterosexual suele localizarse en el pene, en el homosexual en el canal anal o recto, dentro de la boca o en los genitales externos, mientras que en la mujer, las áreas más frecuentes son: cuello uterino y los labios genitales mayores o menores. Se puede transmitir al bebé causando una enfermedad congénita. 

    Herpes simple: Es un virus que puede causar ampollas dolorosas, el tipo 1 las puede causar en la boca, mientras que las lesiones en los genitales son producidas con más frecuencia por  el tipo 2.  El 80 % de los adultos venezolanos puede padecer Herpes.

    Trichomona vaginalis: Es un protista que causa vaginitis, cervicitis, uretritis, enfermedad pélvica inflamatoria y problemas en el parto. La mujer infectada puede presentar un flujo amarillento.  

    Vaginosis Bacteriana (VB): es un desbalance en la flora normal de la vagina, que causa vaginitis y flujo.  Puede producir  parto prematuro, bajo peso al nacer y enfermedad pélvica inflamatoria.

Una vez diagnosticada la ITS, tu médico te indicará el mejor tratamiento para tí y tu pareja.  La automedicación puede empeorar la situación, si se escoge un antibiótico inadecuado se pueden eliminar las bacterias buenas de la flora vaginal, entonces no habrá competencia y proliferarán las bacterias dañinas, los protistas, los hongos y los virus.

Recuerden seguir el tratamiento hasta el final, aunque se sientan mejor.  Se recomienda hacer el tratamiento los dos miembros de la pareja a la vez y usar condón mientras dure el tratamiento.

La única manera de evitar las Infecciones de Transmisión Sexual es con prevención, prevención y prevención: Usa condón.