Email  Imprimir  Favoritos | Más

Parches

El parche anticonceptivo para las mujeres como una curita adhesiva cuadrada. Te lo pegas donde no se te vea: en la línea del bikini, en las nalgas, o la parte interna del brazo. Nunca en los senos.  

El parche libera hormonas poco a poco, evita la ovulación y hace que tu moco cervical se haga más espeso, lo que impide el paso de los espermatozoides hacia el útero y las trompas.

Para comenzar a usarlo, esperas al quinto día de la próxima menstruación. El día que empieces a ponerte el parche es el día en que te lo cambiarás la semana siguiente. Escoge un día como el viernes para que la regla venga  Lunes o Martes, y puedas tener los fines de semana libres de menstruación.

Usa un parche por semana, por tres semanas seguidas. La cuarta semana, no uses el parche para permitir que te venga la menstruación.

  • Si se usa correctamente, este método anticonceptivo es 99% efectivo
  • En chicas de 85 kilos o más, la efectividad baja al 92%
  • Tú misma te lo aplicas
  • A los 7 días de estar usándolo por primera vez, ya estarás protegida
  • Es discreto y muy seguro
  • Tiene baja probabilidad de olvido. Sólo debes recordar cambiarlo una vez a la semana
  • Usa condón para tener doble protección. Así te proteges también de las infecciones de transmisión sexual, sobretodo si aún no tienes pareja fija
  • Demuestras tu madurez al usar antinconceptivos, como hacen los adultos

Usar anticonceptivos aumenta el placer en tus relaciones sexuales, ya que te sentirás libre de temores. Esto te permite tener una vida sexual muy activa y vivirla a plenitud.    

Consulta a tu médico. Visita ¿Dónde acudir?